¿CUÁL ES NUESTRO OBJETIVO?

Buscamos colaborar con la Región de Arica y Parinacota para que las comunidades urbanas y rurales de esta región alcancen el desarrollo sustentable a través del uso de la energía solar. El proceso se basará en:

Creación de soluciones energéticas sobre la base de energía solar, que sean costo-efectivas, replicables y escalables en áreas claves para el desarrollo de las comunidades.

Creación de capacidades de capital humano para un uso efectivo y posibilidad de desarrollo de soluciones de energía solar.

Asegurar la sustentabilidad a partir de soluciones de energía solar efectivas, modelos de negocio, red de soporte, involucramiento de la comunidad y un marco institucional apropiado.


¿POR QUÉ EL NOMBRE “AYLLU”?


Ayllu significa comunidad en las lenguas aimara y quechua. El nombre del proyecto, entonces, se debe a que se basa en el concepto de co-construcción con las comunidades de Arica y Parinacota. Las comunidades tendrán un rol clave en todas las fases de implementación durante los cinco años de duración del proyecto.



¿POR QUÉ ESTA REGIÓN Y NO OTRA?


Dados sus altos niveles de irradiación y a su excepcional claridad, el Desierto de Atacama posee un gran potencial para la producción de electricidad, calor y luz sobre la base de energía solar. Es, además, una zona excepcional para el estudio, desarrollo y ensayo de nuevas tecnologías solares. Esas características constituyen los motivos centrales para que SERC Chile decidiera implementar en la región de Arica y Parinacota este proyecto, llamado Ayllu Solar. La Fundación BHP es un importante socio en esta iniciativa, pues comparte la visión de SERC Chile de que la energía solar es fundamental para el desarrollo sustentable de la Región de Arica y Parinacota. Su aporte financiero permitirá concretar aspectos clave de esta iniciativa.

La Fundación BHP fue fundada en 2013 y trabaja para abordar algunos de los desafíos de desarrollo sostenible más críticos a nivel mundial que enfrenta nuestra generación. En asociación con otros, buscamos elevar la barra, encontrar nuevas soluciones y establecer nuevos estándares para el futuro. A través de nuestros programas abordamos desafíos que son directamente relevantes para el sector de los recursos naturales.

Los programas globales de la Fundación BHP se enfocan en la gobernanza de los recursos naturales, la resiliencia ambiental y la equidad educativa.

El programa en Chile está enfocado en apoyar el desarrollo del potencial de los jóvenes a través de la educación, mejorando la capacidad de las organizaciones y grupos para participar en la toma de decisiones y mejorando la resiliencia de las comunidades a los cambios medio ambientales.

El año 2012 un importante grupo de instituciones se unió para proponer la creación del Chilean Solar Energy Research Center (SERC Chile), con el objetivo de erigirse en un líder mundial en investigación científica sobre energía solar, con especial énfasis en desarrollar el potencial del desierto de Atacama. La propuesta fue aceptada en el concurso FONDAP de CONICYT y el año 2013 un importante grupo de instituciones comenzó a trabajar en la investigación solar.

2017, terminado el primer quinquenio, SERC Chile postuló con éxito a la renovación e inauguró un segundo período (2018-2022), conformado por estas instituciones, citadas aquí de norte a sur: la Universidad de Tarapacá (UTA), la Universidad de Antofagasta (UA), la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM), Universidad de Chile (UCH), la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), la Universidad de Concepción (UDEC) y Fraunhofer Chile (FH). La PUC y FH se incorporaron a SERC Chile en marzo de 2018, misma fecha en que se retiró la Fundación Chile, después de haber participado activa y fructíferamente en la primera etapa de este centro.

El Norte Grande chileno presenta un gran potencial para la producción de electricidad y calor sobre la base de energía solar y para la aplicación de soluciones tanto fotovoltaicas como térmicas, dados, por ejemplo, sus altos niveles de irradiación y sus índices excepcionales de claridad. Estas condiciones lo convierten, además, en una zona excepcional para el estudio, desarrollo y ensayo de nuevas tecnologías solares. Sin embargo, simultáneamente, hay un número importante de factores que restringen el desarrollo de su máximo potencial.

La segunda etapa de SERC Chile, que empezó en 2018 y culminará en 2022, encuentra al país con un desarrollo diferente de la energía solar: hay una alta penetración, al punto de que la capacidad instalada es mayor a los 2 GW; el Estado de Chile creó además una hoja de ruta para incorporar energías renovables no convencionales a la matriz energética, por lo que hoy se estima que la penetración de energía solar puede crecer de manera significativa de aquí al año 2030.

                                                                           

Focos y áreas de investigación Las barreras del año 2011 ya no son las mismas y muchas de ellas se han superado. Pero hay otras: por ejemplo el almacenamiento continúa siendo un desafío científico y tecnológico. Y la incorporación de energía solar en los procesos productivos es necesaria para hacer de Chile un país sustentable. Así, para esta nueva fase, SERC Chile ha definido que guiará su trabajo siguiendo cuatro focos estratégicos, que están relacionados con el desarrollo actual de la energía solar y con las características productivas del país.

Estos son: – Integración masiva de la energía solar a gran escala con el sistema eléctrico interconectado; – Minería basada en energía solar en Chile; – Desarrollo y adopción generalizada de soluciones solares de pequeña escala; – Optimización y caracterización de materiales y recursos solares bajo condiciones locales.

Siguiendo este enfoque, y manteniendo su misión de convertirse en líder en la materia, entre los años 2018 y 2022 SERC Chile se enfocará en estas siete áreas de investigación: – Tratamiento solar de aguas; – Sistemas de energía; – Ciencia de los materiales y evaluación de los recursos solares; – Almacenamiento de energía; – Electrónica de potencia y conversión de energía; – Desarrollo sostenible; – Control de sistemas y procesos industriales.

El doctor Rodrigo Palma, profesor de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, dirige SERC Chile junto a otros siete académicos de gran prestigio, quienes conducen un equipo de 79 investigadores y 8 postdoctorantes.

SERC Chile está creando nuevo conocimiento científico; formando capital humano  avanzado en energía solar; educando, informando e interactuando con los ciudadanos y los responsables de las políticas públicas; y propiciando programas de transferencia de tecnología a través de proyectos cofinanciados por los sectores público y privado.

Fundación Chile es una corporación privada sin fines de lucro con más de 40 años de trayectoria, que fomenta innovaciones que “mueven la frontera de lo posible”. Sus socios son el Estado de Chile y BHP Billiton.

Su propósito es acelerar el desarrollo de Chile, impulsando modelos de colaboración radical que aborden los grandes desafíos de futuro del país. Para esto, promueve la innovación abierta, a través de plataformas de trabajo colaborativo junto a otros actores y organizaciones, para generar nuevas sinergias y nuevo conocimiento.