27
March
2019

AYLLU SOLAR CONTINúA IRRADIANDO BUENA ENERGíA ENTRE INSTITUCIONES EN LA REGIóN

En una ceremonia realizada en la Universidad de Tarapacá (UTA) se llevó a cabo la celebración de un acuerdo de cooperación en función de un plan de sustentabilidad del proyecto Ayllu Solar, iniciativa SERC Chile, el que está por cerrar el año cuatro de ejecución, restando solamente un año para poner punto final al proceso de implementación de aplicaciones solares en distintos puntos de Arica y Parinacota, incluyendo un importante trabajo de formación de capital humano.

Dentro del objetivo de esta firma está comprometerse a trabajar en conjunto con proyectos que den continuidad al trabajo realizado en el marco del proyecto Ayllu Solar, una iniciativa que impulsó SERC Chile, pero que se ha podido llevar a cabo con el apoyo de sus socios estratégicos las Fundaciones Chile y BHP. El acuerdo fue asumido por la Universidad de Tarapacá (UTA), la Corporación de Fomento Productivo (CORFO) regional, el Liceo Pablo Neruda, la Fundación Chile (FCh), WAKI Labs, el CFT de Tarapacá y todos liderados por SERC Chile, en su calidad de principal ejecutor de Ayllu Solar.

Rodrigo Palma, director de Ayllu Solar y SERC Chile, expresó la importancia de la celebración de este acuerdo, enfatizando que es solo el inicio del proceso de término de Ayllu Solar. “Las siete instituciones que hoy constituimos este acuerdo es solo parte del inicio de la construcción de esta red de sustentabilidad, esperando que se sigan sumando otras entidades y concretar en conjunto el sueño de convertir a la región como un referente solar a nivel mundial”.

Por su parte, Jenniffer Peralta, rectora (S) de la Universidad de Tarapacá (UTA), expresó un gran interés de ser parte de esta red de sustentabilidad que está recién implementándose, pero que sin duda esta casa de estudio será un actor importante. “Desde la UTA es muy relevante ser parte de esta red de colaboración que nos permite proyectar el desarrollo, la formación y, por cierto, el crecimiento a nivel regional del capital humano que nos permita generar una cultura y aplicaciones concretas en energía solar para el desarrollo social, productivo y económico, por lo tanto, para la calidad de vida de los habitantes de Arica y Parinacota. Lo anterior consistentemente con nuestra misión institucional y es un gran desafío (…)”